Capitán América: Super Soldado

Capitán América: Super Soldado

PDFImprimirE-mail
15 Jul 2011
by Madeinjalisia edited 28 Jul 2011

El héroe de Marvel Comics llega a las consolas aprovechando la licencia cinematográfica que se estrena estos días. ¿Hace justicia el juego al personaje? Leed nuestro análisis...

 

 

 

MARVEL ha tenido –y tiene- un filón en su gran cantidad de superhéroes. Desde el símbolo de la compañía, Spiderman, pasando por ingentes cantidades de historias protagonizadas por IronMan, Hulk, Los 4 Fantásticos, X-Men, Los Vengadores,... sus protagonistas y aventuras han llenado la imaginación de millones de jóvenes –y no tan jóvenes- desde hace más de 70 años. Además de sus cómics y aventuras gráficas, MARVEL ha tenido desde hace años una fuerte presencia en los medios audiviosuales y especialmente en la pantalla grande. La aparición de “Spiderman” de Sam Raimi y sus posteriores secuelas con sus espectaculares ingresos hizo que se animaran producciones de más superhéroes de la casa. Desde entonces hemos visto pasar por los cines a Los 4 Fantásticos, X-Men, Hulk, IronMan e incluso a Daredevil. En pocas fechas veremos la llegada del film de un nuevo héroe de la compañía, quizás el más emblemático y patriótico para los americanos: el Capitán América.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

Creado en 1941 por Joe Simon y Jack Kirby, fue un personaje modelado y perfilado para realizar un gran empuje propagandístico de la nación frente al poder de los alemanes. Sus aventuras acabando con los nazis fueron perdiendo fuelle con el fin de la Segunda Guerra Mundial, y sería el gran Stan Lee quien le daría un nuevo perfil con sus historias que en muchas ocasiones se utilizaron para ver el mal dentro de su propia nación, destapando corrupciones y poderes ocultos que intentaban destruir el país. La película (con Chris Evans como Steve Rogers) que se estrenará próximamente se centra en la primera etapa, durante la guerra contra los nazis, pero dentro de un contexto fantástico-bélico contra los enemigos, encabezados por el siempre legendario Red Skull (Hugo Weaving en la película). Y como no podía ser de otra forma, como una fórmula inherente a la aparición de un film de superhéroes, se crea un videojuego que intentará aprovechar la licencia para sacar el máximo partido posible a nuestras carteras.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

”Capitán América: Supersoldado” está desarrollado por Next Level Games y cuenta con un guión realizado por Christos Gage, guionista de Marvel. El juego no se basa estrictamente en la película, pero sí se aprovecha de ella y genera una historia similar. Es un beat´em up que mezcla plataformas y puzzles para presentar un juego lo más dinámico posible, con las carácterísticas propias del superhéroe (es decir, el uso de su arma personal: el escudo) y sus extremadas dotes físicas gracias al suero de supersoldado que le fue administrado. Es muy fuerte, rápido y ágil, lo que nos facilitará la presencia de zonas plataformeras al más puro estilo Prince of Persia y las peleas contra varios enemigos simultáneos. Además, con su escudo podremos repeler ataques físicos y protegernos de las balas de los soldados más alejados. El ejército de HYDRA (subdivisión secreta del partido Nazi que también realiza experimentos con el genoma humano buscando el arma definitiva) capitaneado por Johann Schmidt –Red Skull- será nuestro enemigo durante todo el juego, con los distintos soldados modificados para hacernos más difícil derrotar a la maquiavélica organización.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

La idea no es mala, en realidad. Un personaje con tantas variantes (ataques físicos o a distancia con el escudo, gran atleta, etc) podría dar lugar a un juego muy variado y conseguir un ritmo adecuado para su lucimiento. Next Level Games intenta adaptar la mecánica de juego mezclando las distintas dinámicas y las opciones de mejora del personaje para lograr un juego tan divertido como rejugable. Sin embargo, encontramos varios factores que dejan los objetivos en intentos, no logrando un resultado robusto ni en el plano técnico, ni satisfactorio con el pad en la mano. Realmente la teoría de dice que “juego basado en una película = juego del montón” se ha basado en muchos ejemplos que hemos podido ver durante muchos años. Si a eso le añadimos que, quitando el grandioso “Batman Arkham Asylum”, ningún juego de superhéroes ha logrado una calidad para tener en cuenta a lo largo de los años. Con estas dos premisas, la verdad es que la regla general se vuelve a cumplir, aunque no sabemos a ciencia cierta de quién es la culpa, si de la editora que sólo quiere sacar un juego a tiempo para el estreno cinematográfico sin importarle la calidad, o de los desarrolladores que poseen un tiempo muy limitado para lograr un resultado potable. El caso es que “Capitán América: SuperSoldado” cae de nuevo en el pozo de los “juegos para olvidar”. Veamos por qué...

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

Para empezar, a nivel visual no está a la altura de las circunstancias quizás en ninguno de los apartados, aunque podríamos salvar las animaciones de las peleas, con unos movimientos suaves y bien enlazados. Las coreografías y las transiciones entre los distintos golpes –y las caídas de los enemigos, todo hay que decirlo- cumplen bastante bien su cometido, aunque es seguramente el único aspecto que no vemos por debajo de la media actual en un juego de esta generación. Todo lo demás se queda atrás, quizás en algunos aspectos más que en otros, pero siempre lejos de lo que puede llamarse un producto técnicamente robusto. El motor gráfico pone en pantalla algunos escenarios de buen tamaño, pero tanto sus acabados visuales en cuanto a texturas, elementos, interacción y demás aspectos se presentan pobres. De hecho, la robustez queda muy en entredicho cuando giramos la cámara a nuestro alrededor para afrontar un enemigo y la tasa de cuadros por segundo se resiente en cualquier momento, lo que no habla muy bien de la optimización conseguida...

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

Quizás hay dos apartados que son los que más llaman la atención por su mediocre acabado: el texturizado del juego y la existencia de jaggies. Tanto uno como el otro son muy llamativos desde el primer momento, y realmente dejan bastante que desear. Si bien los modelados de los personajes no desentonan nada, sí lo hacen por los mapeados de texturas que se le aplican en la cara y vestuario, así como en el pelo y en los entornos. La gestión facial es mínima y no está nada bien conseguida, lo cual queda muy claro en las cinemáticas donde se desarrolla la aventura. En cuanto a la aparición de dientes de sierra son muy evidentes desde el primer momento, afeando el resultado visual del juego. Podríamos añadir más elementos que se deberían optimizar, como las capas de transparencias que no se muestran muy bien sobre todo en los decorados, pero entra dentro del nivel medio de todo lo demás.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

Hay algunos efectos que no desentonan, como los filtros que muestran la mecánica para protegerse de los disparos, o la gestión de partículas en determinados momentos, pero son mínimos y no elevan el nivel general de ninguna manera. La cámara se muestra siempre de forma más o menos efectiva, aunque en algún momento también nos puede dejar en zonas conflictivas sin poder girarla de forma satisfactoria. En las zonas de plataformas, veremos cómo ciertos elementos se resaltan para poder usarse, lo que se mostrará de forma efectiva pero sin personalidad. Por otra parte, los escenarios son grandes en muchas ocasiones, pero con mucha falta de estilo, muy vacíos o con elementos poco interactivos, y sobre todo muy lineales dentro de su amplio espacio para movernos. El diseño y modelado de los personajes, como decíamos, están a un nivel muy decente, así como los enemigos y elementos mecánicos de HYDRA que lucharán contra nosotros. La sensación de dejadez que nos deja el juego se debe sobre todo a lo antes nombrado en cuestión de texturizado y de antialiasing.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

En resumen, Capitán América Supersoldado no posee un acabado técnico digno de 2011. Ni a nivel visual ni técnico, el juego cumple las expectativas. La detección de colisiones falla en muchas ocasiones (a veces recoger un expediente o pelear con un enemigo en una escalera es un suplicio), los jaggies son realmente visibles y el texturizado no consigue llegar al mínimo exigible. Si a eso le añadimos que el motor gráfico falla en cuanto a mantener estable la tasa de frames, encontraremos muchas de las causas de nuestras afirmaciones. A favor, la variedad de escenarios y los momentos de lucha, con animaciones muy bien conseguidas. El resto, del montón (pero por la parte de abajo). Deficiente.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

En cuestión de sonido, la banda sonora cumple su función de ambientar las fases de juego, con ritmos de acción instrumental de corte bélico que le quedan bastante bien, pero que no destacan en demasía ni se nos quedarán en la cabeza. Se le ha dado poca importancia y protagonismo al apartado musical, y eso se echa en falta en fases determinantes o en los enfrentamientos contra los final bosses, bastante mal ambientados. En cuanto a los efectos de sonido, tampoco destacan y se repiten constantemente. Al pasar las horas se harán algo pesados, con unas explosiones que suenan todas iguales, las armas poseen el mismo defecto y los puñetazos y caídas siguen el mismo camino. No nos entendamos mal: no son desastrosos, pero el buen nivel que muestran se queda en nada por la falta de variedad en todas y cada una de las categorías. El doblaje se ha localizado al castellano en textos y voces, pero poseen una desgana evidente (sobre todo el protagonista, lo cual es aún más grave) y la interpretación deja mucho que desear para lograr una inmersión y un acabado sonoro a la altura. En definitiva, un apartado a la altura del resto del juego.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

Manejando al Capitán...
Se ha planteado este juego como un beat´em up con momentos de puzzles y plataformas. La parte que lleva el nudo central de la acción son las peleas, y es en este aspecto donde se ha conseguido un mejor acoplamiento de todas las facetas. Si antes decíamos que las animaciones eran bastante buenas en este sentido, la mecánica de las luchas también responde de forma más o menos eficiente (excepto cuando el motor de colisiones falla de forma estrepitosa, como peleando en una escalera con un enemigo). Las acciones a realizar son variadas, como esquivar, protegernos con el escudo de los disparos (al repelerlos en el momento justo podremos devolver la bala al enemigo y neutralizarlo), saltar sobre ellos, golpear y lanzar el escudo para eliminarlos a distancia. Además de ello, tendremos diferentes movimientos o golpes especiales que requieren de la pulsación de un combo de botones. Para añadir más elementos, tendremos las “Mejoras” de nuestro héroe que conseguiremos reuniendo puntos que se logran al conseguir diversos ítems por los escenarios (expendientes, piezas de coleccionismo, películas, etc). Además, tendremos también el movimiento “SuperSoldado”, que será como un God Mode que dura pocos segundos y que será mejor utilizar contra gran cantidad de enemigos.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

Durante el juego podremos también en ciertos momentos utilizar torretas o lanzamisiles que están situados en lugares estratégicos y manejarlos contra HYDRA. Como decíamos, y quitando algún momento de cierta dificultad por problemas técnicos, la jugabilidad de las peleas es la que mejor responde y la que lleva el peso de la acción durante los 18 capítulos del juego, que nos pueden durar unas 6-7 horas. En cuanto a las zonas de plataformas, hay un modo que (será mejor) podremos desactivar para que no se nos pongan las cosas todavía más fáciles de las que ya la pone el juego. La “Ayuda de visión táctica” nos facilitará demasiado el encontrar las plataformas por las que movernos. Si la desactivamos, tendremos un mayor factor exploración (además del que nos proporciona la necesidad de encontrar ítems para activar las Mejoras antes descritas) para encontrar las zonas por las que ascender. Sin embargo, una vez que encontramos el camino, el plataformeo pasa a ser directamente CERO. Es decir, no hay peligro de caer, no hay peligro de hacer un salto mal calculado. El juego nos lleva de la mano por los distintos saltos y subidas sin peligro ninguno. Unicamente el desafío será pulsar el botón correspondiente en el momento justo para lograr una coordinación perfecta y hacer todo el trayecto de una vez. La pregunta es: pasa algo si no hacemos el trayecto así? La verdad es que no, y podremos parar en cada salto si queremos, porque no corremos peligro de ningún tipo. Como se puede apreciar, roza lo absurdo desperdiciar las pocas fases de plataformas que posee el juego de esta manera.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

Los puzzles son mínimos, unicamente aparecen para “descifrar” mecanismos de apertura de puertas. El sistema nos pone en pantalla dos paneles con letras y números, y debemos encontrar el elemento común entre los dos. Así dicho parece atractivo, pero todo se resume en encontrar el número o letra que se repite en los dos paneles y juntarlos moviendo los mismos con los sticks. Sencillo, fácil de controlar… pero además con una mecánica que raya la simpleza y dejadez total. ¿Qué elemento atractivo puede encontrar un usuario en esa mecánica? Es realmente sorprendente que los desarrolladores quieran presentar este sistema, dejando de lado cualquier otro que requiera cierta concentración. Tanto las plataformas como este sistema de puzzles no son más que muestras de que Next Level Games no pretendía hacer un juego que supusiese un reto para cualquier jugador, sino una forma de darle la sensación al usuario de que no se le toma en serio a la hora de plantear retos, lo cual es casi lo peor que puede pasar.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

En cuanto a los enemigos, los hay de varias clases y con varios final bosses durante el juego. Éstos poseen ciertas rutinas de ataque que debemos aprender y neutralizar, pero los enemigos “corrientes” son simples muñecos a los que dejaremos en pañales en cualquier momento y en cualquier nivel. No poseen dificultad, y unicamente los soldados que se encuentran a distancia y nos disparan con sus rifles francotiradores llegan a ser una pequeña molestia. El resto de los enemigos standard son directamente chusma por su falta de dificultad. La IA es prácticamente inexistente, en ocasiones se quedan encallados en esquinas, y podemos destruir elementos de una habitación que los que están en la de al lado (sin puerta ni nada) no se enterarán de las explosiones. También podremos atacarlos a distancia con el escudo sin que se muevan ni se escondan para evitar esos ataques. Se mantendrán en el sitio, impertérritos, hasta que caigan eliminados después de 2-3 golpes de escudo que les llegará de frente y con toda visibilidad. Así de machotes eran los malos de HYDRA…

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

El juego no posee una rejugabilidad marcada, ya que la historia es lineal y no hay posibilidad de alternativas. Aparte del modo Historia encontraremos un modo “Retos” donde hallaremos distintos objetivos a realizar (en combate, búsqueda de ítems, etc). En cuanto a los extras incluídos en el juego, podremos ver diseños y trajes del Capitán América que podremos utilizar en el juego, así como una galería de diseños y los Diarios del barón Zemo y las películas de Arnim Zola con sus estudios sobre el genoma humano y la búsqueda del ser humano perfecto. En este sentido, el universo del juego se ha cuidado de forma brillante, pero la poca duración del modo Historia y su nula rejugabilidad pesan bastante más que los extras que añade el juego.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

Conclusiones.-
Capitán América: SuperSoldado no es un juego a tener en cuenta, así de claro, a no ser que te sientas un activista de los logros/trofeos y quieras hacerte con una cantidad de ellos de forma fácil. Es un título muy sencillo en su ejecución, pero no por ello es divertido y mucho menos se nota muy trabajado. Una licencia –de nuevo- desaprovechada para salir del paso, para que los fans del superhéroe o de estar a la moda se hagan con él y ganar un dinero de forma asequible y rápida. ¿Los puntos positivos? Pues sólo vemos la gestión de las peleas, bastante bien rematadas e hilvanadas. Recoger ítems por los escenarios o expendientes nos darán puntuaciones para conseguir mejoras disponibles (nueve en total) que nos darán nuevos movimientos a cada cual más destructor para nuestros enemigos. Éstos no se encuentran precisamente entre lo más granado de la inteligencia artificial lograda en esta generación, ya que sus rutinas de ataque... seremos directos: no hay rutinas de ataque si quitamos a los final bosses, o por lo menos no lo demuestran. Con eso lo decimos todo.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

Visualmente pobre, no llama la atención excepto en los modelados, ni los texturizados son de calidad y el motor gráfico rechina cuando giramos la cámara a nuestro alrededor de forma rápida. El diseño de los escenarios no está mal en cuanto a variedad, pero son parcos en detalles, lineales, poco interactivos y con decisiones ilógicas (podemos saltar por encima de un soldado, pero no pasar por encima de una valla de menos de 1 metro de alto). Las zonas de plataformas son pocas, pero no se echan de menos porque no presentan dificultad, y si decimos que NO presentan dificultad es que directamente no hay desafío alguno. Los puzzles para abrir puertas codificadas poseen un sistema que pondría a prueba... a un niño de 4 años, todo lo que sea entrar en la ESO ya estaríamos por encima del nivel que exige “descodificar” las puertas. Como decíamos, los final bosses son los únicos momentos donde puede haber algo de resistencia, pero con los golpes especiales del Capi se vuelve bastante asequible en cualquier nivel de dificultad. En definitiva, un nuevo ejemplo de cómo malgastar una licencia en un desarrollo poco agraciado en su resultado global.

Captain America: Super Soldier (Xbox 360)

{mainvote}